Centro de Fisioterapia | Osteopatía
10342
page,page-id-10342,page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,mkd-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,mkd-theme-ver-1.5.2,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

Osteopatía

La Medicina Manual y la Osteopatía son complementos de la rehabilitación integral del paciente que lo ayudan a rehabilitarse en menor tiempo y con menos dolor.

 

Osteopatía proviene del latín Patos “enfermedad” y Osteo ”profundo”. A través de técnicas diagnósticas el profesional debe buscar la causa más profunda de la lesión.

 

Una mala marcha por una lesión antigua de tobillo puede generar dolores en rodilla, cadera y columna. El terapeuta debe saber que el dolor solo refiere el exceso de movilidad o de carga en el área y debe ser capaz de buscar y tratar lo que la produce.

 

La osteopatía trata las áreas de poca movilidad, que generan dolor e inflamación a distancia. Las áreas dolorosas en la mayoría de los casos son solo áreas de sobrecarga e hipermovilidad.

 

Si tenemos un dolor de codo de extraño aparecimiento sin haber sufrido golpes, ó caídas, quiere decir que el codo es un lugar de sobre solicitación por otras partes de nuestro organismo que no están haciendo bien su trabajo. Las articulaciones que se encuentran en buen estado suplen la disfunción de las áreas lesionadas y fijas, añadiéndole carga y movimiento forzado. Cuando el cuerpo ya no tiene adonde adaptar viene el dolor y la inflamación.

 

Tratando las áreas que no están realizando su función, el organismo empieza a solucionar el problema por si mismo, como sucede en los desgarres, las tendonitis y todas las itis (que significa inflamación de.) Existen casos donde lesiones adaptativas se convierten en lesiones graves que hay que atender directamente ya que debido a la sobre solicitación de estas solo se pueden mejorar lentamente, mantener o evitar que avance. Esto ocurre en los pacientes y los médicos que han dejado que estas evolucionen debido a los tratamientos paliativos, ya que no se enfocaron en la lesión primaria.

 

La osteopatía para su estudio se divide en:

Campos de acción

Se encuentran en las alteraciones que se producen en el sistema músculo esquelético, sistema nervioso central, sistema nervioso periférico.

 

Algunas indicaciones:

Dolores musculares
Lumbalgias
Cervicalgias
Lesiones deportivas
Lesiones crónicas
Lesiones postquirúrgicas (después de cirugía)
Fibromialgia
Artrosis
Artritis
Migrañas y cefaleas

Neuralgias
Ciáticas
Alteraciones posturales que generen dolor
Enfermedades viscerales que generen dolor
Estrés
Esguinces
Contracturas
Hernias del disco intervertebral
Y más…

osteo
Osteopatía Craneal

Fue desarrollada por William G. Sutherland a principios de 1900. El sistema craneosacro es un sistema funcional reconocido recientemente. Las estructuras que influyen sobre éste son:

 

  • Las meninges.
  • Las estructuras óseas donde se insertan las meninges.
  • El liquido cefalorraquídeo.
  • Todas las estructuras que tengan relación con la producción y la reabsorción del líquido cefalorraquídeo.

 

El sistema craneosacro está íntimamente relacionado con:

 

  • El sistema nervioso.
  • El sistema musculoesquelético.
  • El sistema vascular.
  • El sistema linfático.
  • El sistema endocrino.
  • El sistema respiratorio.
young caucasian woman lying down receiving head massage

El sistema craneosacro aporta el medio interno para el desarrollo, crecimiento y eficacia funcional del encéfalo y la medula espinal desde el momento de la formación embrionaria hasta el momento de la muerte.

 

El sistema craneosacro se caracteriza por una actividad móvil y rítmica que se mantiene de por vida. El movimiento craneosacro se palpa directamente en la cabeza y es independiente del movimiento vascular y del movimiento respiratorio.

 

En el ser humano tiene una frecuencia de 8 a 12 ciclos por minuto. Las alteraciones del ritmo craneosacro generan alteraciones a nivel de los sistemas mencionados anteriormente y viceversa. La equilibración del ritmo craneosacro es la equilibración global del cuerpo humano.

 

Existen cantidad de dudas de este sistema y sus efectos hasta donde pueden llegar.

 

Su acción terapéutica va desde dolores músculo esqueléticos (ciáticas, desgarres, esguinces, lesiones de tejidos blandos, lesiones en tejidos óseos, tejidos lisos, fascias, tensiones a nivel de las meninges, dolores cefaleas migrañas, pesadez muscular, fibromialgia, artritis, artrosis, etc) hasta patologías psiquiátriacas entre otras, como (hiperactividad, depresión etc.).

Osteopatía Estructural
estructural

Se le conoce al conjunto de técnicas que tratan las articulaciones de: columna, costillas, pelvis, sacro, coxis, miembros superiores ( hombro codo muñeca y mano), miembros inferiores (pie tobillo rodilla y cadera) y articulación temporomandibular.

Osteopatía Pediátrica
  • Problemas posturales
  • Deficit de atención
  • Hiperactividad
  • Reflujo
  • Alteraciones en el sueño
  • Inmadurez cerebral
  • Inmadurez en el desarrollo psicomotor
pediatrica
Osteopatía Visceral

A fines del siglo XIX, en Suecia, un curador llamado Thure Brandt elaboró un método manual diagnóstico y terapéutico para tratar las afecciones de los órganos del abdomen y particularmente la esfera genital. Sus métodos fueron desarrollados por un ginecólogo francés, Stapfer, que afirma no haber encontrado nunca, o bien muy raras veces, un útero o un ovario en mala posición con una función ginecológica anormal. Independientemente, otro médico francés de la ciudad de Vichy, llamado Glenard, hizo un estudio profundizado de los órganos y de las vísceras del abdomen y elaboró métodos de examen que permiten determinar las anomalías de funcionamiento. Para él, un abdomen normal es un abdomen elástico y homogéneo a la palpación, que no permite sentir la presencia de los órganos. Así, encontrar intestinos duros, un estómago doloroso, un hígado grueso son fenómenos anormales que indican tensiones, detenimiento circulatorio, trastornos del metabolismo, fibrosis, adherencia, espasmos, etc.

 

En los años 1970, dos osteópatas franceses, Pierre Barral y Pierre Mercier, describieron un ritmo propio de las vísceras. Llamaron a este movimiento la motilidad visceral, cuya frecuenciales de 6 a 8 ciclos por minuto. Es un movimiento de dos tiempos: uno, llamado “espir”, lleva el órgano hacia el eje mediano del cuerpo; el otro, “inspir”, lo aleja de él. Esta motilidad es un movimiento propio de cada órgano. El osteópata puede actuar a varios niveles para tratar los órganos. Primero, restablece la función del sistema nervioso central a través de la normalización del mecanismo cráneosacral, luego se interesa por el sistema nervioso o vegetativo local y libera los ganglios nerviosos, los plexos, etc. Finalmente, se interesa en el órgano mismo en su posición, su movilidad y su motilidad. La movilidad es el movimiento con respecto a las demás estructuras; la motilidad es el movimiento propio del órgano, como ya hemos visto. El osteópata deberá tratar los órganos vecinos que pueden bloquear, comprimir, perturbar el acopio sanguíneo, irritar fibras nerviosas, etc. Luego, en el marco del trabajo visceral, el osteópata va a estimular, devolver la libertad a la circulación general y local, tanto arterial como venosa o linfática y trabajar las fascias que envuelven el órgano, lo sostienen o lo bloquean.

visceral